Menu

LOS ACEITES

dolencias musculares

Vetiver
(Vetiveria zizanioides)

El vetiver puede ser la base de un perfume que podría fabricar un apasionado de los aceites esenciales. Mezclar en 30 ml de aceite vegetal de avellana, de aceite seco o de alcohol con un mínimo de 80°, 5 gotas de vetiver y 2 gotas de mandarina o de combava. El aroma profundo del vetiver desprenderá una fragancia refrescante de mirra y violeta con toques de resina y madera.

El vetiver es una planta gramínea tropical originaria de la India. Sus raíces son extremadamente largas (hasta dos metros) y resistentes. Profundamente enraizado, en determinadas regiones se recurre al vetiver para proteger la tierra de la erosión y las inundaciones. Su cosecha es muy complicada y laboriosa, habida cuenta de que necesitan remover 1000 toneladas de tierra para cosechar una tonelada de raíces.

La palabra “vetiver” procede del idioma tamil. Significa “picado” porque refleja cómo se cosechan las raíces de esta planta. En la isla de Java, se le llama también “akar wangi”, es decir, “raíz perfumada”. La fragancia del vetiver es tan terrícola que durante siglos tuvo una gran presencia en buena parte de las viviendas indias que se humedecían constantemente con agua para transformar las borrascas de vientos secos en una ligera brisa refrescante.

El vetiver goza de alta estima tanto en la India como en la isla de Java entre la población local, porque tiene el poder de repeler los insectos. Los textos sánscritos destacaban su importancia tanto en la composición de perfumes como por sus propiedades culinarias y medicinales. A los recién casados se les regalaba una especie de ungüento a base de vetiver, mientras que la medicina ayurvédica lo utiliza desde siempre en numerosos preparados.

Principios bioquímicos: sesquiterpenos, sesquiterpenoles y cetonas sesquiterpénicas.

Indicaciones terapéuticas tradicionales

- Infecciones cutáneas y urticaria: aliviante, calmante, refrescante, reafirmante y regenerador cutáneo.
- Insuficiencia cardíaca, trastornos de la circulación sanguínea, varices, congestión linfática y edemas: gran vasodilatador, activa la circulación sanguínea y linfática.
- Amenorrea y oligomenorrea: emenagogo y pseudoprogesterónico.
- Desequilibrio hormonal: estimula la hipófisis.
- Insuficiencia pancreática después de un tratamiento farmacológico: estimula el páncreas y tonifica el hígado.
- Pérdida de apetito y peso.

Propiedades e indicaciones energéticas

- Arraiga, enraíza y transmite la energía de las fuerzas telúricas.
- Ayuda a recuperar el contacto con el cuerpo y disipa las tensiones.
- Devuelve la certeza y la seguridad, ayuda a concretar objetivos.
- Combate el nerviosismo, la inestabilidad, el agotamiento físico y psíquico, la anorexia y la dificultad para centrarse.

Asociado al chakra de la raíz y al color rojo escarlata.

Contraindicaciones: este aceite no debe usarse durante el embarazo ni con niños menores de 6 años.

Nota aromática baja, de intensidad aromática alta. Mezcla bien con herbales, maderas, resinas, cítricos y florales.

Descripción

En Nepal y la India, esta hierba robusta y aromática se cultiva para evitar la erosión de las laderas de las montañas durante la época de los monzones, ya que sus enmarañadas raíces mantienen el suelo compacto. Su aceite esencial, que se extrae precisamente de la raíz, es espeso y de color marrón oscuro, y desprende un aroma de tierra profunda, con un fondo a madera y humo. Aporta intensidad y riqueza a las mezclas, pero debe utilizarse en cantidades pequeñas porque de lo contrario ahoga el resto de aromas. Por su intenso efecto calmante, en la India y Sry Lanka se le conoce como «el aceite de la tranquilidad».

La esencia se usa en la India como linimento contra el reumatismo, por vía externa, y como carminativa y estimulante por vía interna. Asimismo, acostumbran a tejer esteras y cestos con la planta, los cuales humedecidos, desprenden un agradable olor que purifica el ambiente. Indicada para todo tipo de pieles.

Se extrae por destilación al vapor.
Palabras clave: Terroso - Conexión con la tierra - Reconfortante

Apoyo espiritual

• Conecta nuestro espíritu con la tierra, fuente de nuestra fortaleza.
• Aporta conciencia espiritual al cuerpo.

Aliviar la mente

• Para aliviar estados de fatiga mental, hacer un masaje con una mezcla de vetiver, nerolí y madera de lináloe en aceite portador (véase la primera «mezcla recomendada»).

• Para el insomnio, tomar un baño con 2 gotas de vetiver y 4 de sándalo australiano justo antes de ir a dormir.

Curar el cuerpo

• Para mitigar los efectos físicos del estrés emocional, hacer friegas en las zonas donde se siente mayor tensión con una mezcla de vetiver, cardamomo y naranja dulce en un aceite portador (véase la segunda «mezcla recomendada»).

• Para aliviar el reumatismo y las articulaciones entumecidas, tomar un baño de 2 gotas de vetiver con 4 de jengibre amargo.

Mezclas recomendadas 
                                                                                        
Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para aliviar la fatiga mental y propiciar un buen descanso: 2 gotas de vetiver, 4 de nerolí y 4 de madera de lináloe.
• Para mitigar tensiones físicas: 2 gotas de vetiver, 4 de cardamomo y 4 de naranja dulce.

Otros aceites para el tratamiento de dolencias musculares

Abeto blanco

Abies alba

Ciprés

Cupressus sempervirens
 

Cerillo o hierba limón

Cymbopogon citratus

Espliego

Lavandula spica o latifolia

Jengibre

Zingiber officinalis

Jengibre amargo

Zingiber montanum

Lavandín o Lavanda híbrida

Lavandula x burnatii CT super

Pino silvestre

Pinus sylvestris

Romero

Rosmarinus officinalis

Salvia española

Salvia lavandulifolia

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal