Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +
Menu

AROMATERAPIA

¿qué es?

¿Qué es la Aromaterapia?

Desde nuestra conciencia fuertemente arraigada en el tiempo y el espacio, percibimos fenómenos claramente físicos y claramente espirituales, como los milagros. La Aromaterapia se encuentra situada en esa aparente frontera entre lo físico y lo espiritual, pues si bien está conformada con moléculas con determinadas características fisicoquímicas, tiene efectos mentales y emocionales que la sitúan en las sutiles regiones asociadas con la conciencia y el espíritu.

El tesoro de miles de millones de años de evolución, se encuentra en la genética de una planta medicinal.  La herbolaria la ha identificado desde hace miles de años, pero la Aromaterapia, concentra aún más en el aquí y el ahora la historia, la geografía, y la radiación de soles y estrellas  de eras pasadas en unas pocas gotas de un aceite u holofito esencial.

A través de los tiempos, las flores, plantas y hierbas se han considerado símbolos de la vida, del amor, la fertilidad y la abundancia. Relacionadas con la religión, sus poderes curativos se vieron como regalos de los dioses y a menudo se emplearon en ceremonias y rituales.

Las flores y su significado se han visto asociados con emociones, estados, acontecimientos, lugares e ideas. El arte, la literatura y la poesía están plagados de símbolos florales que hablan el lenguaje universal de la belleza, el color, la sensualidad y las fragancias. Las flores siempre han enriquecido el lenguaje del amor y la belleza, y han sido portadoras de su mensaje apasionado a las almas con su colorido y sinfonía de aromas.

AromasQueCuran - ¿Qué es la Aromaterapia?

En los tiempos modernos, las flores, plantas y hierbas siguen siendo muy consideradas y se han usado en infinidad de tratamientos como símbolos del alma para liberar nuestro potencial espiritual.

La palabra «aroma», usada por los griegos para nombrar a las especias, significa fragancia; y «terapia», es sinónimo de tratamiento, así que «Aromaterapia», hace referencia al tratamiento curativo mediante el uso de fragancias. La Aromaterapia es una forma de terapia alternativa, es una rama de la Fitoterapia o medicina botánica (método de empleo para usos curativos de las plantas, ancestral y presente en todas las culturas humanas del planeta), especializada en el uso de aceites esenciales. Los aceites esenciales son uno de los múltiples extractos posibles de una planta. Sin embargo, por sus especiales características (potencia y aroma), tienen una manera propia de aplicarse. Las hierbas, las esencias florales, muchos remedios homeopáticos y medicinas chinas tradicionales, también pertenecen a la Fitoterapia.

La sabiduría de la naturaleza personalizada en las flores, hojas, ramas, raíces, cortezas, semillas, resinas y frutos, y la captación de sus esencias, es la piedra angular del arte de la Aromaterapia, de las propiedades curativas de los aceites esenciales, que ayudan a que el cuerpo, la mente y las emociones mantengan un estado de equilibrio.

Los aceites esenciales son la porción más significativa de la fuente vegetal de la que proceden. Según la planta medicinal, el período de recolección, la región de la plantación, la parte utilizada de la planta, etc., obtendremos diferentes aceites esenciales. Forman parte de la configuración de la planta, y se podría decir que son su personalidad. Integran todas las propiedades de las mismas pero de forma más sutil, a la vez que actúan con más fuerza en el organismo. Los aceites esenciales son extractos vegetales olorosos, poco grasos, volátiles y concentrados. Esto significa que se difunden o evaporan con mucha rapidez en la atmósfera y, por tanto, oler simplemente un aceite esencial, puede ser beneficioso para el bienestar. Se cree que los aceites esenciales y otras fragancias, provocan una sutil liberación de hormonas naturales en el cerebro, lo cual nos ayuda a levantar el ánimo y a afrontar mejor el estrés, el dolor y las emociones intensas. Las esencias transforman nuestro estado anímico, relajan las emociones, dejan ir los pensamientos repetitivos, ayudan en ejercicios de meditación, visualización y trabajos deliberados de manifestación de deseos y desapego. Complementa en forma efectiva cualquier tratamiento y resulta muy agradable por su aroma.

La Aromaterapia no es un tratamiento novedoso. Plantas, flores y esencias se han usado durante siglos en muy distintas culturas por sus cualidades curativas y medicinales.

Las esencias naturales son extraídas por métodos diversos, siendo el más común la destilación. Tienen una gran potencia y muy poca cantidad es suficiente para ejercer efectos saludables. Penetran a través de la piel, el olfato y los centros de energía e incluso por vía oral en determinadas ocasiones, actuando maravillosamente sobre el cuerpo, la mente y el espíritu. Es decir, trata al individuo como totalidad. Y es que la Aromaterapia, como el resto de tratamientos naturales, se fundamenta en un enfoque holístico. El ser humano es entendido como un todo en el que se interrelacionan cada una de las esferas que lo configuran. Al tratar una determinada afección, el terapeuta ha de tener en cuenta un gran número de elementos para llegar a la raíz del problema, y de esa forma, aplicar el tratamiento más adecuado. El ritmo de vida, la personalidad, el ámbito social y laboral, entre otros, son factores determinantes para lograr una efectiva curación, esta vez, por medio de los aceites esenciales.

La Aromaterapia tiene un gran desarrollo en Europa, Canadá, Australia y algunos países de América, y está recomendada por la OMS (Organización Mundial de la Salud). En Francia, la Fitoterapia y la Aromaterapia son un post-grado médico desde 1989, y se encuentran en un importante proceso de integración, siendo financiadas por el seguro de salud, como sucede en otros países de Europa.

Como cada persona es un mundo, las esencias y los aromas que benefician a una, podrían provocar malestar en otra. Antes de emprender un determinado tratamiento con aceites esenciales, es preciso acudir a un profesional experto en Aromaterapia, quien, mediante un análisis holístico del paciente, recomendará el tratamiento más adecuado. Así se recogerá toda la sabiduría de las esencias en beneficio de la persona.

La Aromaterapia es perfectamente compatible con cualquier otra práctica clínica que el terapeuta esté aplicando. Puede ser utilizada con el único propósito de reforzar el tratamiento principal, ofreciendo a éste soporte para alcanzar el objetivo inicial: la sanación por una vía más integral, rápida y limpia. Es, no obstante, una herramienta medicinal completa en si misma, que trabaja en el cuerpo desde arriba hacia abajo y desde abajo hacia arriba, así como de dentro afuera y de afuera hacia dentro. Una vez que la esencia llega a nuestro interior, es capaz de atravesar todas las células de nuestro cuerpo, drenando y corrigiendo cualquier desequilibrio, tanto físico, como energético o vibracional.

La Aromaterapia no sólo ayuda al proceso curativo físico, sino que actúa también sobre la mente, las emociones y el espíritu. Si pasamos más tiempo preocupados por hacer cosas que en ser nosotros mismos, tal vez perdamos de vista nuestra naturaleza espiritual… es entonces cuando empezamos a sentir que algo falta en nuestras vidas. La terapia por el aroma, nos ayuda a crear ese espacio para una pausada reflexión sobre los distintos temas que necesitemos abordar en un momento puntual. Estando en calma, los sentidos del alma se activan y permiten escuchar la voz del Espíritu. Los aceites esenciales nos transportan a otro mundo. La mente queda libre de las tensiones diarias de la vida y el corazón se abre a una percepción más amorosa.

«Escucha en profundo silencio.
Permanece muy quedo y abre tu mente.
Ve más allá de todos los chillidos estridentes e imaginaciones enfermizas
que encubren tus verdaderos pensamientos
y empañan tu eterno vínculo con Dios.
Sumérgete profundamente en la paz que te espera
más allá de los frenéticos y tumultuosos pensamientos,
sonidos e imágenes de este mundo demente.
No vives aquí.
Estamos tratando de llegar a tu verdadero hogar.
Estamos tratando de llegar al lugar donde eres verdaderamente bienvenido.
Estamos tratando de llegar a Dios


(Un Curso de Milagros)

El uso común de los aceites esenciales, consiste en el empleo de vaporizadores, baños y masajes, pero existe otra dimensión de la Aromaterapia, tan sorprendente como maravillosa. La fuerza vital de los aceites esenciales, facilita los cambios físicos; sin embargo, es el espíritu de las plantas lo que acaricia nuestra alma. Los aceites esenciales tienen la capacidad de abrir nuestro corazón como una hermosa flor. Trabajar con ellos, nos ofrece la oportunidad de adentrarnos en un sincero camino de paz.

Otros Enfoques Aromaterapéuticos

Aromaterapia Clínica

Aromaterapia Clínica

La Aromaterapia clínica es una rama de la Aromaterapia que utiliza los aceites esenciales en combinación con otras técnicas de la medicina biológica y la medicina convencional...

leer más
Aromaterapia Holística

Aromaterapia Holística

El objetivo de la Aromaterapia es restaurar el equilibrio físico, mental y emocional a quienes la practican. Existen dos enfoques principales y de seguimiento mayoritario en todo el...

leer más
Psicoaromaterapia

Psicoaromaterapia

La ciencia apoya la observación de una conexión vital entre los olores y las emociones. Los receptores olfativos precisos dentro de la nariz reciben estímulos sensoriales...

leer más

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal