Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +
Menu

ACEITE ESENCIAL

aceites portadores

El vehículo de los Aceites Esenciales

Los aceites portadores hacen mucho más que actuar como simples agentes disolventes en las sinergias con aceites esenciales, ya que poseen unas maravillosas cualidades nutritivas. Compuestos por cadenas de diferentes ácidos grasos, vitaminas y minerales, son absorbidos por las capas superiores de la piel, tanto si los aplicamos solos como acompañados por un aceite o una mezcla de aceites esenciales, pues en ambos casos confieren a nuestra piel un tacto suave y sedoso.

Los aceites portadores, también llamados «base», «vegetales», «vehiculares» o «transportadores», son aquéllos que se emplean para ser vehículo de las propiedades de determinadas plantas y flores que, por sus características, presentan la dificultad de obtener un aceite directo (como la rosa mosqueta) o, de poder obtenerse, sería muy costoso. Los aceites base de alguna forma absorben («portan») las propiedades fundamentales de plantas y flores, por ello reciben el nombre de «portadores».

Estos aceites base, son utilizados en Aromaterapia para mezclarse con unas gotas del aceite esencial que se desee, pues a excepción del aceite esencial de lavanda, que se puede usar directamente sobre la epidermis, los restantes aceites son demasiado concentrados (irritantes) para ser utilizados sin diluir.

AromasQueCuran - Aceites Portadores

De alguna forma cualquier aceite vegetal puro y sin refinar, gracias a sus cualidades de absorción, podría etiquetarse como «aceite portador», sin embargo, se tienden a usar aquellos que presentan unas características determinadas:

Nada o escaso olor
Que se extiendan fácilmente sobre la piel
Que tengan propiedades suavizantes (no irritantes) en contacto con la piel

En ese sentido, son ideales aceites como el de girasol o el de almendras dulces, sólo que el primero presenta el inconveniente de que es de rápido enranciamiento, con lo cual, en caso de usarlo, sería interesante usar un aditivo antioxidante como la vitamina E. Por otra parte, aunque el aceite de oliva virgen posee un olor muy fuerte, hay personas a quienes no les desagrada en absoluto, así que puede usarse perfectamente como aceite portador, ya que su único inconveniente está más relacionado con el gusto por el aroma que con otras razones. Al fin y al cabo, el aceite de oliva es oro líquido y sus propiedades para la piel son excelentes, siendo uno de esos aceites que no contienen sustancias alergénicas.

Los aceites vegetales que se emplean como portadores deben obtenerse por prensado en frío y filtrados sin adición de solventes. Asimismo, deben estar libres de aditivos sintéticos, colorantes e impurezas. Los aceites vegetales naturales se absorben con facilidad por su semejanza con el aceite natural de la piel (sebo).

No deben usarse aceites minerales, pues al ser subproductos sintéticos del petróleo, actúan como barrera protectora resbaladiza de la piel, o sea que no la penetran, además, pueden inhibir o debilitar la acción de los aceites esenciales.

Para obtener los mejores resultados posibles, los aceites portadores deben conservarse durante un tiempo máximo de nueve meses a una temperatura aproximada de 10 grados centígrados y en un lugar oscuro. Algunos pueden guardarse en la nevera, pero otros no (como la jojoba), ya que podrían solidificarse.

Si te interesa la Aromaterapia, fórmate como aromaterapeuta con nuestro

Certificado en Aromaterapia Integrada (online)

Los aceites portadores se dividen a su vez en:

Básicos: Se emplean para masajear cualquier zona del cuerpo como parte de un tratamiento de Aromaterapia. Proporcionan una buena lubricación que permite que las manos se deslicen fácilmente y la piel los absorbe sin problemas.

Nutritivos: Estos aceites portadores especializados, poseen unas propiedades únicas a la hora de nutrir la piel, ya que la ayudan a un nivel más profundo facilitando la regeneración celular. En ocasiones se añaden a los aceites portadores básicos con la finalidad de enriquecerlos, sobre todo en los casos de pieles secas. También nutren el cutis, reparan la acción del viento y el sol, y curan imperfecciones o venas rotas.

Aceites Portadores

Aceite de Aguacate

Persea americana

Aceite de Almendra dulce

Prunus dulcis

Aloe Vera

Aloe vera

Aceite de Árbol del Candil

Aleurites moluccana

Aceite de Árbol del Neem

Azadirachta indica

Aceite de Borraja

Borago officinalis

Aceite de Caléndula

Calendula officinalis

Aceite de Camelia

Camelia sasanqua

Aceite de Girasol

Helianthus annuus

Hueso de Albaricoque

Prunus armeniaca

Aceite de Jojoba

Simmondsia chinensis

Aceite de Nuez de Macadamia

Macadamia integrifolia

Aceite de Onagra

Oenothera biennis

Semilla de Sésamo (Ajonjoli)

Sesamum indicum

Aceite de Semilla de Uva

Vitis vinifera

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal