Menu

LOS ACEITES

aromas vigorizantes

Ilang-ilang
(Cananga odorata)

El Ilang-ilang ofrece un aceite esencial cuya fragancia es apreciada por todos por sus toques cálidos, florales, exóticos, redondos y femeninos, por lo que no es de extrañar que forme parte de los aceites esenciales que, mediante el olfateo, pueden modificar un comportamiento humano.

 

En el día a día, verter 1 gota de ilang-ilang en la crema de día para conseguir una acción tónica para la piel. A través del olfateo podremos escapar de las presiones y estrés de una vida muy activa.

Este árbol exótico, originario de Asia tropical y cultivado en Java, Sumatra y Madagascar, recuerda a un sauce llorón, con las ramas dirigidas hacia abajo. Tiene grandes flores delicadas, que desprenden un perfume intenso y característico cuando la coloración se ha completado.

En Indonesia, la cama de los recién casadas se cubría con flores de Ilang-Ilang, esta tradición se derivó tal vez del uso de esta planta como estimulante sexual. En la actualidad se emplea con profusión en la elaboración de alta perfumería y cosmética.

Propiedades: antidepresivo, ansiolítico, antiséptico, afrodisíaco, antiinflamatorio, anticefáleco, anticontracturante, calmante, cordial, estimulante, hipnótico, hipotensivo, relajante, sedante y tónico.

Efectos psico-emocionales:

- Relaja el sistema nervioso central.
- Equilibra y armoniza los chakras.
- Calma los estados emocionales víctimas de la excitación, tratando la ira, la rabia, la introversión, el pánico, el temor, el cólera, los celos…
- Favorece las emociones y los sentimientos positivos.
- Intensifica los sentidos.
- Coadyuva a mejorar las actitudes.
- Alivia la depresión, el insomnio y la tensión nerviosa.
- Mitiga la ansiedad y las dolencias relacionadas con daño y perdidas, tristeza y timidez.
- Reduce la preocupación estabilizando los estados del ánimo.
- Minimiza los miedos y las frustraciones, al tiempo que anima sentimientos de amor, seguridad y serenidad…
- Estimula entusiasmo suministrando apoyo durante los periodos de cambio.
- Despierta la estima por uno mismo y por los demás, así como el aprecio por la belleza de la vida.
- Inspira la creatividad, la intuición, la comprensión, ayudando tanto a hombres como a mujeres a disfrutar de su energía femenina.
- Afrodisíaco: despierta la sensualidad, crea estados de ánimo erótico, eufórico y facilita el acercamiento íntimo.

Efectos físicos:

- Actúa sobre todos los sistemas y órganos del organismo.
- Beneficioso para cualquier tipo de piel: suaviza y alisa, detiene la aparición de arrugas y el envejecimiento prematuro, afirma el contorno facial.

- Equilibra la producción de grasa, controla el acné y las manchas faciales, estimula el crecimiento de nuevas células.

- Ayuda a tener los cabellos luminosos y sanos, previene la caída del cabello.
- Ayuda a combatir los trastornos sexuales, las sensaciones de inadecuación sexual, en especial cuando estos males se derivan del estrés.
- Mejora la circulación sanguínea y linfática.
- Reduce la hipertensión arterial.
- Combate las palpitaciones cardiacas.
- Controla la hiperpnea.
- Calma las cefaleas, migrañas en los casos vegeto neurológico y emocional.
- Relaja los músculos, aliviando calambres y contracturas.
- Equilibra las hormonas femeninas: alivia los trastornos menstruales, premenstruales y menopausias.
- Reduce la psoriasis, el eccema y otras clases de dermatitis.

Combina bien con esencias florales, esencias cítricas, olíbano, mirra, geranio y vetiver.

Descripción

El ilang-ilang, cuyo nombre significa «flor de flores», es un árbol tropical cuyas flores pueden ser de tres colores diferentes: amarillo, rosado y malva, todas ellas con pétalos gruesos y muy olorosos. El mejor aceite esencial es el que se extrae de las flores amarillas. Éste se destila lentamente y los productores recogen los distintos grados del aceite en los sucesivos estadios del proceso. Es recomendable buscar el mejor grado, conocido como «Ilang-ilang-Extra», que es el que se extrae primero: contiene la fragancia de mejor calidad y posee mayor valor terapéutico en Aromaterapia.

El aroma es duradero, muy dulce y almizclado, con notas de salida penetrantes. No es tóxico, ni irritante ni sensibilizante. Desprende un aroma muy intenso que puede provocar dolor de cabeza en personas con propensión a padecer este trastorno.

Parte que se utiliza en la elaboración del aceite esencial: flores amarillas.
Método de extracción: destilación al vapor.
Palabras clave: Sensual - Calmante - Exótico

Apoyo espiritual

• Estimula los sentidos.
• Desarrolla la feminidad y la creatividad.

Aliviar la mente

• Si nos sentimos deprimidos, masajear las zonas donde solemos acumular tensión con una mezcla de ilang-ilang, benjuí y clementina en un aceite portador (véase la primera «mezcla recomendada»).

• Si estamos preocupados o ensimismados, tomar un baño con 2 gotas de ilang-ilang + 4 de mandarina.

Curar el cuerpo

• Para disminuir la hipertensión provocada por el estrés, masajear las zonas donde solemos acumular tensión, siempre con movimientos en la dirección del corazón, con una mezcla de ilang-ilang, lavanda y naranja dulce en un aceite portador (véase la segunda «mezcla recomendada»).

• En caso de falta de energía o fatiga física asociada al síndrome premenstrual, tomar un baño con 2 gotas de ilang-ilang y 4 de cilantro.

• Para limpiar las pieles grasas o mixtas, aplicar en el cutis una mezcla de 2 gotas de ilang-ilang + 4 de sándalo australiano + 4 de pomelo en 20 gr. de crema.

Mezclas recomendadas 
                                                                                        
Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión: 2 gotas de ilang-ilang + 4 de benjuí + 4 de clementina.
• Para disminuir la hipertensión provocada por el estrés: 2 gotas de ilang-ilang + 4 de lavanda + 4 de naranja dulce.

Otros aceites con aromas vigorizantes

Absoluto de hoja de violeta

Viola odorata

Absoluto de jazmín

Jasminum officinale
 

Absoluto de rosa

Rosa centifolia

Absoluto de tilo

Tilia europaea

Absoluto de vainilla

Vanilla planifolia

Jara del ládano

Cistus ladaniferus

Lima

Citrus aurantifolia

Mandarina

Citrus reticulata

Melisa

Melissa officinalis

Nardo índico o espinacardo

Nardostachys jatamansi

Nerolí o Azahar

Citrus aurantium var. amara

Rosa Otto o Rosa de Damasco

Rosa damascena

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal