Menu

OTROS

para saber más

Cómo preparar una Crema

Si nuestra piel es muy seca, sensible o está dañada por el sol, una «mezcla» normal no nos aliviará las zonas enrojecidas, irritadas o quedadas, sino que necesitaremos una alternativa especial que nutra y repare en profundidad.

Para ello crearemos nuestra propia fórmula, una crema fácil de preparar y aplicar, hecha de gel de aloe vera de la mejor calidad, para refrescar, hidratar y reducir inflamaciones, combinada con aceite portador de jojoba, una cera líquida similar al aceite natural de la piel y con espléndidas propiedades suavizantes.

Es perfecta como tratamiento especial para el cutis o cualquier otra zona problemática del cuerpo, así como para suavizar y aliviar la piel de los bebés.

 

CÓMO PREPARAR LA CREMA

Tomaremos un tarro limpio de cristal oscuro que pueda contener hasta 20 ml. de crema. En primer lugar, añadiremos 15 ml. de gel de aloe vera y a continuación 5 ml. de aceite portador de jojoba. Removeremos con una cucharita, hasta que el gel y el aceite empiecen a mezclarse y espesarse. Añadiremos entonces otros 2,5 ml. de gel de aloe vera y seguiremos removiendo. Al cabo de un momento, la mezcla comenzará a quedar lisa y uniforme, y adquirirá un color claro y opaco. En total obtendremos unos 20 ml. de crema, suficientes para 10 aplicaciones en el cutis.

Podemos emplear la crema tal cual, sin olor, o si lo preferimos, añadirle cualquier mezcla con los aceites esenciales que deseemos, diluyendo estos en el preparado anterior y removiendo de nuevo.

A temperatura ambiente en una habitación fresca (10ºC aproximadamente), la crema durará entre cuatro y seis semanas.

El preparado suavizará, calmará y restaurará la piel.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal