Menu

OTROS

para saber más

Cómo preparar una mezcla de Aromaterapia

Una «mezcla» de Aromaterapia es la combinación de un aceite portador y uno o más aceites esenciales. Para aplicar estos últimos sobre la piel de forma segura, debemos añadir unas pocas gotas en un aceite portador (o dos, si se desea enriquecer la base del masaje con un aceite portador «nutritivo»).

En el estudio de la Aromaterapia profesional, la realización de mezclas se considera una de las habilidades más importantes: es la obra de arte de la Aromaterapia. El aromaterapeuta no sólo precisa conocer qué aceites contienen determinadas propiedades curativas y seleccionarlos de forma adecuada, sino que también es necesario que sepa si los olores de las esencias escogidas son compatibles, para que la mezcla resulte al mismo tiempo terapéutica y agradable al olfato.

 

CÓMO PREPARAR UNA MEZCLA

Antes de comenzar nos aseguraremos que disponemos de un frasco de cristal oscuro (para evitar que la mezcla se estropee por la acción de los rayos ultravioleta de la luz solar) en perfectas condiciones de higiene. Tanto en las tiendas donde se compran los aceites esenciales como en las farmacias, encontraremos frascos de 20 o 50 ml. (comenzaremos con 20 ml).

Separaremos 20 ml. del aceite portador que hayamos escogido y añadiremos la cantidad de gotas de aceites esenciales que indique la fórmula seleccionada. Cerraremos muy bien el frasco, lo agitaremos, y la mezcla ya estará lista.

Todas las mezclas que se proponen en esta web contienen 20 ml. de aceite portador, suficiente para un masaje completo en todo el cuerpo, o para varias aplicaciones en brazos y piernas.

Conservadas a temperatura ambiente (15ºC aproximadamente), las mezclas duran entre cuatro y seis semanas, y en la nevera, hasta tres meses. Si vamos a conservarlas en el frigorífico, deberemos tener en cuenta que algunos aceites se solidifican (como el de jojoba), si esto sucede, retiraremos la mezcla de la nevera y la dejaremos a temperatura ambiente hasta que recupere su estado líquido.

 

CÓMO DILUIR LAS MEZCLAS

La disolución más habitual para aplicaciones cutáneas (masajes) es de 10 gotas en total (ya sea que se trate de un solo aceite esencial o de una mezcla de varios aceites). Esta disolución está pensada para adultos con piel normal.

Las personas con piel sensible y las mujeres en período de gestación (siempre que haya transcurrido el primer trimestre), deberán utilizar sólo la mitad de gotas, diluidas igualmente en 20 ml. de aceite portador, lo que supone una concentración más baja y segura.

Generalmente las mezclas de Aromaterapia contienen al menos tres aceites esenciales. Esto crea una fragancia equilibrada y agradable, como el método empleado en perfumería con las notas altas, medias y de fondo (visitar el apartado «Nota aromática»).

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal