Menu

LOS ACEITES

equilibradores hormonales

Sándalo australiano (Santalum spicatum)

Santalum spicatum, una especie conocida como «sándalo australiano», es un árbol nativo de áreas semi-áridas del suroeste de Australia. Se comercializa como sándalo, y su precioso aceite es usado como aromático, medicinal y fuente de alimento. S. spicatum es una de las cuatro especies apreciadas de Santalum que crecen en Australia.

El sándalo es una planta parásita: sus raíces se fijan a las de otros árboles para alimentarse de sus sustancias nutritivas. Pertenece a la familia Santalaceae. Tiene un hábito de arbustivo a árbol pequeño, pero puede crecer hasta una altura de 6 metros, es tolerante a la sequía y a la sal. El follaje es de color verde grisáceo. El fruto es esférico, aproximadamente de 3 cm. de diámetro y de color naranja. Una semilla comestible con una cáscara dura forma el bulto del fruto. La germinación ocurre durante condiciones templadas y húmedas. El impacto del sobrecultivo y el clareo de la tierra para la agricultura, ha reducido grandemente el rango de la especie. Los aceites producidos por el árbol, contienen una gran complejidad de químicos, muchos de los cuales poseen propiedades antimicrobiales.

El aceite esencial de sándalo australiano es nutritivo y beneficioso para la piel, bueno para los adolescentes y en preparaciones para los pies.

Efectos: antidepresivo, antiflogístico, antiséptico (urinario y pulmonar), antiespasmódico, afrodisíaco, astringente, emoliente, hidratante, descongestionante, rejuvenecedor de la piel, bactericida, carminativo, cicatrizante, diurético, expectorante, insecticida, sedante y tónico. Posee propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Desprende un aroma dulce, balsámico, cálido y aterciopelado. Es un líquido viscoso transparente, de incoloro a amarillo pálido.

Es un potente fijador de los aromas, combinando muy bien con cítricos, resinas y florales. Nota aromática: baja. Combina bien con todos los aceites esenciales de notas medias y altas, especialmente el jazmín, ilang-ilang, palo rosa, pachulí y vetiver.

Para el tratamiento de la piel: acné, piel seca o agrietada, piel grasa, calmante después del afeitado, hidratante.

Para problemas derivados del aparato respiratorio: bronquitis, catarro, tos (seca persistente), laringitis, inflamación de garganta.

Para el aparato digestivo: diarrea, nauseas.

Para el aparato genito-urinario: cistitis.

Sistema nervioso: depresión, insomnio, tensión nerviosa y alteraciones derivadas del estrés.

Descripción

Este pequeño árbol de madera aromática, se viene utilizando para elaborar incienso desde el siglo XIX. En la actualidad se recurre a él como alternativa sostenible al sándalo hindú, cuyas existencias de aceite esencial son muy limitadas debido a la sobreexplotación. La esencia de sándalo australiano desprende un aroma oriental similar al hindú, aunque más ligero, suave y dulce, con notas amaderadas.

Su aroma es excelente para la meditación. Ejerce una influencia favorable en momentos de tensión o esfuerzo continuado. El sándalo es un aceite muy valioso para el cuidado de la piel y en aceites de masaje, además, mantiene la circulación. No es tóxico, ni irritante ni sensibilizante, por lo que está indicado para todo tipo de pieles.

Parte que se utiliza en la elaboración del aceite esencial: madera.
Método de extracción: por destilación al vapor.
Palabras clave: Enriquecedor - Cálido - Reconfortante

Apoyo espiritual

• Envuelve y reconforta el corazón, al tiempo que disminuye los sentimientos de vulnerabilidad.
• Ayuda a perseverar frente a los retos emocionales.

Aliviar la mente

• Para aliviar el estrés y la fatiga emocional, tomar un baño con 2 gotas de sándalo australiano + 4 de lavanda.

• Contra la inestabilidad emocional y los cambios de humor de influencia hormonal, dar un suave masaje con una mezcla de sándalo australiano, geranio bourbon y salvia romana en un aceite portador (véase la primera «mezcla recomendada»).

Curar el cuerpo

• Para aliviar la fatiga, la hinchazón y otros síntomas físicos del síndrome premenstrual, dar friegas en las zonas afectadas con una mezcla de sándalo australiano, hinojo y mandarina en un aceite portador (véase la segunda «mezcla recomendada»).

• Para aliviar el dolor de espalda en los últimos meses del embarazo, tomar un baño con 2 gotas de sándalo australiano + 2 de palmarrosa.

• Para tratar la piel seca o madura, aplicar todas las noches en el rostro 2 gotas de sándalo australiano + 4 de nerolí + 4 de olíbano en 20 gr. de crema.

Mezclas recomendadas 
                                                                                        
Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para disminuir los cambios de humor: 2 gotas de sándalo australiano + 4 gotas de geranio bourbon + 4 de salvia romana.
• Para aplacar los efectos físicos del síndrome premenstrual: 2 gotas de sándalo australiano + 4 de hinojo + 4 de mandarina.

Otros aceites equilibradores hormonales

Enebro

Juniperus communis

Hinojo

Foeniculum vulgare
 

Mejorana dulce (francesa)

Origanum majorana

Palmarrosa

Cymbopogon martinii

Salvia romana (amaro)

Salvia sclarea

Sauzgatillo

Vitex agnus castus

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal