Menu

LOS ACEITES

equilibradores hormonales

Enebro común
(Juniperus communis)

El enebro es un frondoso arbusto que se extiende por las regiones montañosas, los llanos y claros de todo el hemisferio norte. Posee unas hojas muy estrechas que terminan en una punta acerada. Las bayas son globosas, primero verdes y después negras azuladas, con un recubrimiento de cera en la madurez.

 

Vino diurético y antirreumático: macerar 50 g de bayas de enebro con 5 gotas de aceite esencial de enebro en 1 litro de vino. Después de tres semanas filtrar y beber un vasito de este vino medicinal.

El enebro es probablemente una de las primeras plantas en haber sido explotadas por el ser humano, y eso, desde tiempos prehistóricos. En la Antigüedad se reconocían ampliamente sus efectos antisépticos. En aquel entonces, se quemaba la madera de enebro en ceremonias purificadoras para acabar sobre todo con las epidemias. Parece ser que Hipócrates erradicó la peste en Atenas gracias a estas fumigaciones. Aún en el siglo XIX, las bayas de enebro se quemaban en los hospitales de Francia para prevenir epidemias.

En la Edad Media, el enebro simbolizaba la fuerza vital y servía tanto como tónico general como antiséptico, diurético, desintoxicante sanguíneo o contra los reumatismos. Los germanos, que también consideraban el enebro como una planta sagrada, tenían por costumbre colocar ramas de enebro en los ataúdes de sus muertos o de quemarlas en sacrificios rituales.

El enebro se ha utilizado universalmente para luchar contra la brujería, espantar a los malos y los demonios. Los egipcios, indios y tibetanos lo utilizaban en todas las ceremonias y en la composición de sus remedios medicinales. En cuanto a los romanos, les encantaba el enebro como bebida diurética.

El enebro es un arbusto marchito de las laderas montañosas de Europa, que está presente en altitudes de hasta 2000 metros. Las flores del enebro son de color amarillo y las bayas tiran hacia el negro azulado.

Existen dos variedades de enebro de las que se extrae aceite esencial:

• El enebro común (Juniperus communis), que produce dos aceites esenciales: uno de las bayas y otro de las ramas;
• Otro, más valioso y escaso y con mayor contenido en ésteres es el enebro rastrero (Juniperus communis var. nana), cuyo aceite esencial procede de las bayas y las agujas.

Aquí nos referimos al enebro común.

Principios bioquímicos: Monoterpenos (hasta el 90%), sesquiterpenos y ésteres (1 a 5%)

Indicaciones terapéuticas tradicionales

Las propiedades terapéuticas son prácticamente las mismas que las del enebro rastrero, aunque tiene menos efecto analgésico. En cambio, es más diurético y bastante más desintoxicante.

Propiedades e indicaciones energéticas

Las indicaciones del enebro común  son las mismas que las del enebro rastrero, si bien tiene menos poder energético y le falta la sutileza y complejidad de la variedad nana; también son inferiores sus efectos psicoemocionales.

Rituales y prácticas

- El enebro común es uno de los principales componentes de preparados para masajes anticelulíticos, sobre todo para constituciones Kapha (medicina ayurvédica) que además tienen tendencia a la retención de líquidos.

- Ante un principio de infección urinaria, empapar un trapo en agua caliente, añadirle una cucharada de aceite vegetal de sésamo y los aceites esenciales de: enebro común, sándalo y lavanda (cinco gotas de cada). Aplicar la compresa lo más caliente posible en el bajo vientre. Retirarlo en cuanto se enfríe y masajear la zona con unas gotas de esos mismos aceites esenciales. Por supuesto, esta aplicación no sustituye la consulta de un médico si la infección es importante.

- Añadir aceite esencial de enebro común en cualquier aceite para masajes, aumenta el proceso de desintoxicación.

Asociado al chakra coronal y al color violeta.

Contraindicaciones: No recomendado durante el embarazo. No utilizar de forma prolongada sin el consejo de un aromaterapeuta..

Nota aromática media de alta intensidad aromática. Combina bien con los aceites esenciales cítricos, resinas, maderas y herbales.

Descripción

Además de emplearse en la elaboración de la ginebra, sus bayas son célebres por constituir uno de los mejores remedios diuréticos y desintoxicantes. Es uno de los primeros aceites aromáticos empleados en la antigüedad, hallándose restos en yacimientos prehistóricos. En la antigua Grecia, y más recientemente en los hospitales franceses (en especial durante la epidemia de varicela de 1870), quemaban ramas de enebro para combatir las epidemias.

A la hora de comprar aceite esencial de enebro, es recomendable escoger el que proviene de las bayas, ya que existe otra clase de inferior calidad que se extrae de las ramillas del arbusto. La esencia de enebro es uno de los aceites más eficaces. Desprende un aroma a madera, penetrante y pigmentado, con un fondo de pino. El aceite de enebro no es tóxico, ni irritante ni sensibilizante, por lo que está indicado para todo tipo de pieles.

Método de extracción: destilación al vapor.
Palabras clave: Purificante - Vigorizante - Balsámico

Apoyo espiritual

• Vigoriza el corazón y aporta valentía al espíritu.
• Protege de las influencias negativas externas.

Aliviar la mente

• Para transformar la ansiedad y el decaimiento en lucidez y fuerza, vaporizar 3 gotas de enebro y 3 de romero.
• Para limpiar los pensamientos negativos y eliminar la falta de autoestima, tomar un baño con 2 gotas de enebro y 2 de absoluto de rosa.

Curar el cuerpo

• Contra la retención de líquidos durante el síndrome premenstrual, aplicar un masaje en las zonas hinchadas con una mezcla de enebro, pomelo e hinojo en un aceite portador (véase la primera «mezcla recomendada»).

• Para regular el ciclo menstrual, aplicar un masaje todas las noches con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj con una mezcla de enebro, sauzgatillo y salvia romana en un aceite portador (véase la segunda «mezcla recomendada»).

• Para aliviar el dolor muscular, tomar un baño con 2 gotas de enebro y 4 de cardamomo.

Mezclas recomendadas 
                                                                                        
Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para aliviar el síndrome premenstrual: 2 gotas de enebro + 4 de pomelo + 4 de hinojo.
• Para regular el ciclo menstrual: 2 gotas de enebro + 2 de sauzgatillo + 6 de salvia romana.

Otros aceites equilibradores hormonales

Hinojo

Foeniculum vulgare
 

Mejorana dulce (francesa)

Origanum majorana

Palmarrosa

Cymbopogon martinii

Salvia romana (amaro)

Salvia sclarea

Sándalo australiano

Santalum spicatum

Sauzgatillo

Vitex agnus castus

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal