Menu

LOS ACEITES

tranquilizantes

Damiana (Turnera diffusa)

Perteneciente a la familia de las Turneráceas. Arbusto aromático de hasta 2 m. de alto, muy ramificado, con las hojas lanceoladas y ligeramente dentadas. Bellas flores solitarias de color amarillo dorado. Crece en climas templados, desde Texas hasta Sudamérica y las islas del Caribe. Se recolectan las hojas en pleno verano, cuando la planta está en flor.

En la cultura maya, la damiana se usaba como afrodisíaco, pero también como remedio para el vértigo y la pérdida de equilibrio. Los indígenas mejicanos la han usado como tónico sexual desde la antigüedad, para lo que siguen elaborando un brebaje que la contiene.

Principios activos: aceite esencial  (0,5-1%)  con cineol, alfa y beta-pinenos, p-cimeno, timol, sesquiterpenos   (alfa-copaeno, delta-cadineno, calameneno).Taninos  (3,5%); heterósidos hidroquinónicos: arbutósido; heterósidos cianogénicos; alcaloides  (7%); beta-sitosterol, damianina  (principio amargo); resina  (6-14%), goma  (13,5%), proteínas  (15%). Propiedades: estimulante, antidepresiva, expectorante, diurética, laxante y afrodisíaca.

Esta planta americana, es un excelente estimulante del sistema nervioso, recomendado para combatir depresiones suaves. En dosis altas puede provocar estados de euforia. Es utilizado también como bálsamo contra el dolor de cabeza y como un laxante diurético suave. Por este motivo puede ayudar al autocontrol muscular y a evitar la incontinencia, además de como apoyo para combatir las inflamaciones genitourinarias y los problemas de próstata. Es adecuado para evitar la eyaculación precoz y superar la impotencia. También fortalece los órganos reproductivos de la mujer. El análisis farmacológico de sus alcaloides, sugiere que puede actuar de modo similar a la testosterona. Es recomendado para mejorar la actividad sexual de los enfermos convalecientes y ancianos.

El aceite esencial de damiana es de aroma herbáceo, combina muy bien con la lavanda, y especialmente con los aceites esenciales cítricos y especiados.

Precauciones: es un tónico estimulante que debe evitarse en casos de ansiedad, irritación nerviosa, taquicardias, así como durante el embarazo y la lactancia. En dosis altas es euforizante y puede actuar como un purgante severo.

Descripción

Esta planta, que se encuentra sobre todo en México y las Antillas, posee flores doradas que al marchitarse dan paso a unas semillas de olor penetrante. En la medicina herbal mexicana, se emplea como afrodisíaco para ambos sexos, y según una leyenda maya y azteca, estos se la bebían en forma de infusión para aumentar la fertilidad.

El aceite esencial de damiana es poco frecuente y sólo se encuentra en proveedores especializados que mantienen contacto directo con los cultivadores. Desprende un aroma complejo, con notas a madera dulce, cálidas y especiadas. No es tóxico, ni irritante ni sensibilizante, por lo que está indicado para todo tipo de pieles. Las mujeres embarazadas no deben utilizarlo porque es un potente estimulante de la menstruación.

Parte que se utiliza: hojas.
Método de extracción: destilación al vapor.
Palabras clave: Regenerador - Restaurador - Reconfortante

Apoyo espiritual

• Refuerza y ayuda a mantener la vitalidad.
• Disminuye la inestabilidad emocional gracias a sus propiedades calmantes y de conexión con la tierra.

Aliviar la mente

• Para aliviar el estrés crónico y la hipersensibilidad, dar un masaje en el cuello y la espalda con una mezcla de damiana, nerolí y sándalo australiano en un aceite portador (véase la primera «mezcla recomendada»).

• Para aliviar la ansiedad, sobre todo la provocada por problemas de fertilidad, diluir 2 gotas de damiana + 6 de geranio bourbon + 2 de vetiver en 20 ml. de aceite portador, y aplicar la mezcla en el vientre con un masaje con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj.

Curar el cuerpo

• Para revitalizar la energía sexual y aumentar la fertilidad, dar friegas en el vientre con movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj, con una mezcla de damiana, cardamomo y absoluto de jazmín en un aceite portador (véase la segunda «mezcla recomendada»).

• Para regular la menstruación y aliviar la dismenorrea, tomar un baño con 2 gotas de damiana + 4 de mejorana.

Mezclas recomendadas 
                                                                                        
Añadir los siguientes aceites esenciales a 20 ml. de aceite portador:

• Para paliar el estrés continuado: 2 gotas de damiana + 4 de nerolí + 4 de sándalo australiano.
• Para renovar la energía sexual y aumentar la fertilidad: 2 gotas de damiana + 6 de cardamomo + 2 de absoluto de jazmín.

Otros aceites tranquilizantes

Albahaca exótica o tropical

Ocimum basilicum sub. basilicum

Albahaca hindú (Tulasí)

Ocimum basilicum sanctum
 

Citronela

Cymbopogon nardus

Nuez moscada

Myristica fragans

Valeriana

Valeriana officinalis

Verbena exótica

Litsea cubeba

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal