Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándola.
Política de cookies +
Menu

ARTÍCULOS

salud natural

Aromaterapia para Mujeres I

.Aromaterapia para Mujeres I

 

Dolores Menstruales

La menstruación no es una dolencia que se pueda curar y como mujeres debemos pasar por esas pérdidas de sangre cada mes durante una gran parte de nuestra vida. Sin embargo, el dolor y el malestar que las acompañan en ocasiones, se pueden aliviar con Aromaterapia.

A veces únicamente se siente el dolor el primer día del periodo y otras, el dolor persiste durante varios días e interfiere en la actividad diaria. En algunos casos el malestar el tan grande, que quienes lo sufren sólo pueden arrastrarse hasta la cama y esperar uno o dos días hasta que el dolor disminuye.

El aceite esencial de Salvia Romana (Salvia sclarea) provoca casi instantáneamente un alivio del dolor y el malestar. Hay dos formas de usarlo: interna o externamente. Lo más efectivo es mezclar dos gotas de este aceite esencial con un poco de agua caliente y una cucharadita de miel y tomar ese líquido aromático al inicio del periodo, cuando el dolor es más intenso. Si el dolor persiste, se puede tomar una segunda dosis unas horas más tarde.

Para quienes prefieren usar los aceites esenciales externamente, se puede utilizar la Salvia Romana para curar el dolor menstrual mezclando una cucharadita de cualquier aceite vegetal (portador) con dos gotas del aceite esencial, masajeando con este preparado la parte baja del abdomen, directamente por encima de la línea del vello púbico. Si el dolor abdominal viene acompañado de molestias y dolor en la parte baja de la espalda, masajea también esa zona.

Una tercera opción es hacer una compresa caliente, añadiendo a un cuenco de agua caliente (aproximadamente 1 litro) unas gotas de Salvia Romana. Sumerge una toalla pequeña en el agua, sácala, escúrrela y aplícala en la parte baja del abdomen. Obviamente es necesario que la piel esté desnuda y deberás permanecer tumbada durante 15 minutos aproximadamente hasta lograr un alivio del dolor.

La Salvia Romana es un regulador hormonal, lo que significa que con el tiempo las menstruaciones pueden volverse totalmente indoloras. Un beneficio añadido de este aceite esencial es que, al ser un “aceite eufórico”, mejora los sentimientos depresivos que suelen acompañar al “fastidio mensual”.

Síndrome Premenstrual

Muchas mujeres se vuelven irritables y tensas los días precedentes a la menstruación. Ocasionalmente mujeres con síndrome premenstrual han llegado a cometer un asesinato, y como actualmente este concepto está clínicamente aceptado, las sentencias que les impusieron a estas mujeres fueron leves alegando “responsabilidad disminuida”.

Los aceites esenciales de Salvia Romana, Ylang-ylang y Lavanda son beneficiosos, tanto si los utilizas en un baño, como evaporados en la atmósfera de tu habitación.

El aceite esencial de Cerillo es fuerte e intenso y un baño refuerza nuestras emociones los días que nos encontramos emocionalmente inestables. Si el baño no te resulta práctico, ponte unas gotas de este aceite esencial en un pañuelo y llévalo contigo guardado a una distancia que te permita ir oliéndolo.

El aceite esencial de Rosa Damascena es calmante y curativo de los estados emocionales y se puede utilizar como perfume algunos días o se puede aplicar mediante masaje en el plexo solar. La rosa es excelente para calmar emociones exaltadas y, cuando se utiliza para controlar el síndrome premenstrual, su aroma reconfortante y sus propiedades curativas, pueden proporcionar un alivio inmediato.

En definitiva, la práctica aromaterapéutica ofrece un sinfín de posibilidades, tanto a nivel personal como profesional. Si deseas continuar aprendiendo, en este enlace encontrarás los Cursos de Aromaterapia que te ofrecemos.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal