Menu

ARTÍCULOS

salud natural

Hidratación de la Piel

AromasQueCuran - Hidratación de la Piel

El agua es un componente clave para la piel. Como el órgano más grande, la piel contiene aproximadamente un 64% de agua. De ella dependen tres funciones fundamentales: proteger, regular y sentir nuestro entorno. La piel es una barrera natural contra las agresiones externas, como bacterias, contaminantes o los rayos del sol. También regula la temperatura corporal y, al ser la barrera más externa de nuestro cuerpo, regula el contenido de agua del organismo, controlando la pérdida de agua transepidérmica y bloqueando la penetración de agua desde el exterior. Descubre cómo hidratarte usando cremas corporales. La piel que carece de la hidratación adecuada puede estar seca, enrojecida, con picazón y escamosa. También puede verse y sentirse áspera y falta de luminosidad. La piel seca pierde sus características blandas y flexibles y puede agrietarse, lo que aumenta el riesgo de infecciones. Además, la piel deshidratada es más propensa al desarrollo de arrugas visibles.

Grasa o humedad: ¿qué necesita tu piel?

Generalmente no sabemos si nuestra piel necesita más grasa o humedad. La respuesta general es que básicamente, todas las pieles necesitan ambas. En las personas mayores, el contenido de grasa de la crema hidratante puede ser un poco más alto.

Si realmente quieres tener la certeza de lo que tu piel necesita, debes buscar el consejo de una esteticista, quien comprobará el valor de pH de tu piel y te indicará exactamente si necesitas grasa o humedad.

El tratamiento de la piel seca debe equilibrar la falta de grasa y humedad y fortalecer la barrera cutánea. El objetivo de cualquier programa de cuidado, debe ser restaurar la película hidrolipídica en la superficie de la piel y la barrera cutánea dañada.

Causas de la piel seca

La edad y los agentes ambientales son dos factores que afectan significativamente a este tipo de piel. Con el tiempo, las glándulas sebáceas de la dermis ralentizan la producción de sebo (hidratante natural del cuerpo). La capacidad de la piel para retener la humedad también disminuye en las pieles maduras debido a la disminución de la capa de colágeno y elastina (cuya tarea es la cohesión del tejido de la piel). A medida que esta capa comienza a romperse, se vuelve más difícil para la piel retener la humedad. La pérdida de humedad provoca que la piel se reseque.

Las influencias hormonales, por ejemplo, se aprecian durante la menopausia, cuando muchas mujeres son propensas a la piel seca.

Otras causas de piel seca incluyen ambientes secos y ventosos. El uso de jabones no humectantes, enjuagues y limpiadores, así como el exceso de rayos de sol sin la protección adecuada, pueden impactar negativamente sobre nuestra piel. Además, la predisposición genética desempeña un papel importante, por ejemplo, la falta de urea puede causar sequedad.

Por supuesto, nuestro estilo de vida y el cuidado personal también afectan a nuestra piel. Incluso la temperatura puede tener algún efecto sobre ella.

Ciertas enfermedades también pueden ser causa de piel seca. Enfermedades como problemas con la glándula tiroides, la dermatitis atópica o incluso la diabetes, a menudo se asocian con este problema de la piel. Ciertos medicamentos también afectan a la cantidad de grasa y humedad.

Las personas afectadas por el estrés pueden experimentar cambios en el equilibrio hídrico del cuerpo, lo que también puede favorecer la sequedad de la piel.

Influencias en el contenido de humedad de la piel

Ropa

La ropa siempre debe ser cómoda y transpirable. Esto reduce la probabilidad de irritación, que a menudo se asocia con picazón y sequedad. Los tejidos naturales no tratados con aditivos nocivos nos ayudan a mantener la humedad de la piel.

Bebidas y alimentos

La cantidad de líquidos suministrados a través de las bebidas y la nutrición es esencial para equilibrar la cantidad de agua en el cuerpo. La falta de líquido conduce inmediatamente a la sequedad de la piel. Si no bebes lo suficiente, tu piel comenzará a picar. Un consumo excesivo de alcohol puede contribuir a la deshidratación.

La falta de vitaminas y minerales en una dieta desequilibrada, puede provocar sequedad en la piel.

Sol

El sol tiene un efecto positivo en nuestro cuerpo al estimular la producción de vitamina D. Sin embargo, la exposición excesiva aumenta las arrugas y daña las capas más profundas de la piel, lo que también provoca la pérdida de humedad.

Clima y temperatura

Las zonas ventosas y los lugares con poca humedad causan sequedad. El frío también es causa de problemas en la piel. Incluso si pasas mucho tiempo con calefactores y acondicionadores de aire, estos privan al ambiente de humedad y provocan sequedad.

También en las épocas más calurosas nuestro órgano más grande se resiente: debido a las altas temperaturas, sudamos más y perdemos humedad.

¿Cómo sé si tengo la piel seca?

Con la piel seca, la capa más superficial a menudo se pela. Además, la superficie de la piel suele estar tensa y los poros son muy pequeños. La piel se siente áspera y posiblemente agrietada.

Cuidado para la piel seca

Si tienes la piel seca, asegúrate de mantenerla hidratada en la medida de lo posible. Evita el uso de productos que contengan alcohol, que reseca la piel.

La piel seca no siempre sentirá que necesita limpieza, pero debes limpiarla dos veces al día (mañana y noche). Lo mejor es usar un producto suave especialmente desarrollado para pieles secas. Después de lavarte, usa una toalla suave y aplícate un humectante graso suave. Los fabricantes ofrecen una amplia gama de productos adecuados, y las cremas, especialmente aquellas con vitamina E añadida, han demostrado su valía.

Ayuda a la piel desde el interior también. Bebe mucha agua y aumenta el consumo de alimentos con alto contenido de agua, como pepinos y sandías. La mayoría de las frutas y verduras son excelentes alimentos para hidratar desde el interior, también son ideales gracias al aporte de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. En particular los antioxidantes son fundamentales para contrarrestar el envejecimiento de la piel y mantener su salud.

Hidratantes Naturales para pieles secas

Estos son algunos de los principales ingredientes naturales para el tratamiento de las pieles secas:

●  Aloe vera: rico en polisacáridos, que suavizan la piel y ejercen la función de anti irritantes y antioxidantes.
●  Centella asiática: tiene propiedades curativas y antiinflamatorias.
●  Rosa mosqueta: sus propiedades son: regenerante, drenante, antiarrugas y cicatrizante.
●  Ácido hialurónico: rellena la piel aportando volumen y elasticidad.
●  Aceite de jojoba: estimula la regeneración celular y mantiene la humedad de la piel.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnArmoniaConFengShui

Feng Shui Clásico y Tibetano (Sa Che)

EnergíaInterior

Chakras: Información y Tratamiento

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal