Menu

ARTÍCULOS

salud natural

La Piel: Protección y Brillo durante el Invierno

AromasQueCuran - La Piel: Protección y Brillo durante el Invierno

El invierno es la estación de las agresiones por el frío y la humedad, y, al mismo tiempo, de las atmósferas interiores sobrecalentadas. Con el aumento de la temperatura, la piel del rostro y las manos (interfaz frágil y evocador del equilibrio interno), se encuentran en “primera línea de fuego”. Verse bien en invierno, exige, más que nunca, un pequeño “empujón” aromático…

 

La piel es una envoltura protectora muy valiosa y ambivalente. Estanca al agua, pero permeable a los aceites; resistente a la presión, pero frágil bajo el filo de un cuchillo; fuente de placer intenso, pero también de dolores vivos… Está extensamente inervada y vascularizada, por lo tanto, es de una complejidad obvia.

En invierno, las palabras clave son protección, prevención, mantenimiento y apoyo. Estas palabras resuenan con fuerza para preservar el capital de belleza y protegernos de los desequilibrios antiestéticos y su delicada recuperación.

La piel está asociada en la medicina china con el elemento metal, al igual que el pulmón. En su estado de equilibrio, sus características son: brillo, luminosidad y frescura. La emoción asociada es la tristeza, por lo que tan pronto como la persona se sumerja en esta emoción, su piel se mostrará sombría y apagada.

La Piel en su Abrigo de Invierno

El tejido cutáneo está directamente relacionado con nuestro cerebro, lo que nos permite "sentir" nuestro entorno. En invierno, la piel, que es una herramienta de termorregulación muy importante, sufre cambios fisiológicos: unos minutos en el frío y se vuelve muy dura, roja y el bello se retrae. Los vasos se contraen para reducir el frío y tratar de mantener la temperatura corporal a 37°C. Los nutrientes en la sangre se distribuyen en menor cantidad, la piel pierde su brillo, las células se regeneran peor, los tejidos están menos oxigenados y la tez se vuelve opaca.

El riesgo de congelación y grietas amenaza las extremidades y también las pieles de constitución más seca. En invierno, el sebo se agota, la película hidrolipídica ya no juega su papel de barrera, la sequedad y la deshidratación de la epidermis pueden resultar incómodas e incluso antiestéticas. Por esta razón, los hábitos de higiene y la naturaleza de los cosméticos que se usan a diario, deben mantenerse al ritmo de las estaciones para que sean totalmente efectivos. Debe evitarse el uso de agua porque también reseca la piel, en particular el agua caliente, que elimina fácilmente la película hidrolipídica. Durante la temporada de invierno, la piel no se encuentra en su mejor momento y los hábitos destinados a su protección son muy útiles.

Nutrir y Restaurar los Lípidos

Las emulsiones utilizadas habitualmente deben guardarse durante algún tiempo, ya que la presencia de agua debilita la epidermis. Tanto para protegerse del frío como para conservar la integridad del tejido, el aporte aromático es tan importante como el aporte lipídico. Combina aceites esenciales y aceites o macerados vegetales para proveer de todos los elementos necesarios. Podemos tratar de crear una película oclusiva en la superficie para aislar la piel desde el exterior mediante la combinación de múltiples sustancias grasas. Esta película protectora se puede obtener con compuestos tanto de naturaleza lipófila como oleosa, tales como macerados oleosos o aceites vegetales densos, que favorecen la restauración lipídica en la superficie de la epidermis.

Los aceites vegetales de Germen de Trigo y Aguacate, son excelentes para este propósito. El aceite vegetal de Macadamia aporta activos relipidantes y suavizantes con un objetivo circulatorio para tratar de compensar la falta de irrigación de los tejidos. Las fuentes de ácidos grasos esenciales, principales constituyentes de las membranas celulares, se optimizan para preservar la fisiología de los tejidos.

El Apoyo Aromático

Las moléculas aromáticas pueden actuar en un nivel completamente diferente: el del metabolismo cutáneo. Los aceites esenciales aportan a la piel las moléculas que contrarrestan  la ralentización de las funciones de circulación, respiración y eliminación, que podría provocar con el tiempo herpes o costras, procesos inflamatorios, falta de luminosidad, manchas oscuras e incluso arrugas y líneas de expresión.

El aceite esencial de Ciprés es particularmente interesante por sus propiedades tonificantes de las paredes de los vasos sanguíneos. Es responsable de mantener un riego suficiente que garantice una buena regeneración celular. También contiene una molécula denominada delta-3-careno, que tiene una fuerte resonancia en coincidencia con la energía frío y húmedo y parece proporcionar resistencia a las agresiones de este clima.

El aceite esencial de Zanahoria es imprescindible en situaciones de crisis para la epidermis dañada. Zonas de cicatrización para regenerar, manchas de hiperpigmentación para suavizar, piel grasa para purificar… el aceite esencial de Zanahoria es un magnifico aliado de belleza con una interesante dimensión terapéutica en épocas de estrés cutáneo, como la temporada de invierno.

La esencia de Limón proporciona un toque vitaminado y hace desaparecer todo síntoma de melancolía. Aporta además un efecto "aspecto saludable" instantáneo. Este aceite esencial está dotado de propiedades antielastasa, que ayudan a preservar el tono de la piel. Esta esencia es muy versátil y se adapta a todo tipo de problemas cutáneos: manchas, verrugas, sabañones, piel sensible, rosácea (refuerza las paredes de los vasos sanguíneos), la piel grasa e incluso el acné (regula la película hidrolipídica).

De la misma manera, el aceite esencial de Geranio egipcio es adecuado para todo tipo de pieles. Calmante y astringente, es especialmente apreciado por las pieles mixtas y grasas. Tonifica la epidermis y redensifica la piel seca y sensible. En invierno, otorga a los tejidos dañados resistencia frente a las agresiones y posee propiedades neurovegetativas reguladoras.

Finalmente, unas gotas de aceite esencial de Clavo de olor (no exceder las recomendaciones), son suficientes para aportar poderosas propiedades antienvejecimiento y antioxidantes. Este aceite esencial está dotado de una capacidad anti-radicales libres diez veces más poderosa que la vitamina E y, por lo tanto, aporta a la sinergia una dimensión antienvejecimiento. Su nota cálida y especiada proporciona cuerpo a la fragancia de cualquier preparado de belleza.

Una sinergia con los aceites mencionados, a pesar de ser muy valiosa, no reemplaza un estilo de vida saludable y, sobre todo, un sueño reparador, una dieta adecuada rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales tipo omega 3. Estos elementos son esenciales para lucir una piel radiante y que continúa cumpliendo todas sus funciones fisiológicas armoniosamente.

Los aceites esenciales son especialmente efectivos en aplicación cutánea, pero no por ello debemos olvidar la vía oral. En un objetivo de salud, obviamente tendrán una eficacia de belleza. En esta estación fría, el aceite esencial de Limón por vía sublingual, aporta protección y soporte hepático, mejorando la inmunidad, la calidad de la sangre y la resistencia del organismo. El aceite esencial de Clavo, proporciona un efecto calentador y protección antioxidante general.

Las gotas se colocan en la boca en un medio de dilución (azúcar, miel o aceite). Potente y ligeramente penetrante, la sinergia es bien tolerada por la mucosa. Las venas sublinguales que se encuentran debajo de la lengua, capturan instantáneamente las moléculas aromáticas y las dirigen hacia el hígado para una acción inmediata.

Una Sauna Facial en Invierno

Hay una manera simple de ayudar a tu piel: proporcionarle un baño de vapor de esencias. El vapor dilata suavemente los poros para permitir que los compuestos aromáticos volátiles penetren y purifiquen completamente. Es una forma simple y efectiva de eliminar toxinas de la piel y disfrutar de las agradables fragancias de la naturaleza.

Para esto, llena un recipiente con agua hirviendo y vierte 12 gotas de aceites esenciales. El de limón se recomienda para desobstruir y proporcionar buen aspecto. Los aceites esenciales de lavanda o geranio rosa se recomiendan para las pieles mixtas y con granos. Después de diez minutos de sauna, se recomienda rociar el rostro con Hidrolato de Rosa, previamente enfriado en la nevera. Este gesto proporciona luminosidad instantánea y tonifica la epidermis.

Fórmula "Belleza de la Piel durante el Invierno"

Vía cutánea

●  Aceite esencial de Ciprés: 20 gotas
●  Aceite esencial de Zanahoria: 15 gotas
●  Aceite esencial de Clavo de olor: 5 gotas
●  Aceite esencial de Limón: 15 gotas
●  Aceite esencial de Geranio rosa egipcio: 20 gotas
●  Aceite vegetal de Macadamia: 10 ml
●  Aceite vegetal de germen de Trigo: 10 ml
●  Aceite vegetal de Aguacate: 30 ml

Guarda la mezcla en un frasco de vidrio tintado azul o ámbar de 30 ml equipado con cuentagotas.

Empleo: Añade los aceites esenciales, a continuación los aceites vegetales de acuerdo con las cantidades indicadas dejando para el final el aceite vegetal de aguacate, que cubrirá la parte superior del preparado. Aplica la cantidad necesaria en el rostro y el cuello después del lavado, por la mañana y por la noche. Se puede usar solo o como suero antes de la crema de día o de noche.

Propiedades: tónico circulatorio, protector capilar, astringente, cicatrizante, regulador de la película hidrolipídica, relipidante, antienvejecimiento, por su carácter olfativo ilumina el rostro.

Indicaciones: protección de la piel, prevención o tratamiento de las zonas frágiles o sensibilizadas, costras, grietas, pieles mixtas, secas, reactivas y grasas.

Precauciones: evitar el contorno de los ojos, riesgo de irritación ocular. No exponerse a los rayos ultravioleta en las siguientes 6 horas tras la aplicación cutánea.

Vía sublingual

●  Aceite esencial de Clavo de olor: 2 ml
●  Aceite esencial de Limón: 8 ml

Conserva la mezcla en un frasco de vidrio tintado azul o ámbar de 10 ml equipado con cuentagotas. Verter los aceites esenciales según las cantidades indicadas, cerrar el frasco y agitar.

Empleo: 4 gotas de esta sinergia con un poco de miel en la boca, al final de cada comida. Deja unos minutos debajo de la lengua y traga a continuación.

Propiedades: apoyo de la función hepática, inmunoestimulante, potente antioxidante, protección y regeneración de la flora bucal.

Indicaciones: cura antienvejecimiento, inmunoestimulante, hígado obstruido, intoxicación.

Precauciones de uso: no usar en caso de tratamiento anticoagulante.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

AromasQueCuran - Tienda

Cursos Aromaterapia/Cosmética Natural

EnergíaInterior

Cosmética Natural al Cuidado de la Piel

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal