Menu

ARTÍCULOS

salud natural

Cura Desintoxicante de Primavera en 3 Pasos (Parte II)

Paso 2. Eliminar el Estrés y la Fatiga e impulsar el Estado de Ánimo

Al igual que con cada cambio de estación, es posible que a medida que se acerca la primavera, sientas un declive en tu estado de ánimo y fatiga generalizada.

De nuevo, los hidrolatos y los aceites esenciales serán muy útiles. De hecho, además de su acción directa sobre nuestros órganos (depurativos, diuréticos, regenerantes...), los hidrolatos y los aceites esenciales poseen propiedades energéticas que pueden actuar sobre nuestro sistema nervioso.

Los Hidrolatos Energizantes

●  Hierbaluisa (Lippia citriodora) - Hojas

Una planta extremadamente preciosa, la hierbaluisa fue venerada por nuestros antepasados. La denominación latina verbena "verbenaca", también significa "rama sagrada" o "varita mágica".

Muy valioso también, su hidrolato proporciona la energía y el dinamismo necesarios en caso de fatiga o baja moral y envidia. Abre la puerta al entusiasmo, la alegría y el optimismo.

●  Ylang-Ylang  Tótum (Cananga odorata totum) - Flores

En Indonesia, Ylang-ylang significa "flor de las flores". De hecho, no hay perfume más dulce, floral, sensual y exótico que éste.

El hidrolato de Ylang-ylang es calmante y ayuda a aliviar el estrés, la ansiedad, la depresión, el insomnio y las fobias. Activa la ligereza, la alegría, la euforia y la sensualidad sin culpa.

¿Cómo usar los Hidrolatos para el bienestar?

Para una acción enérgica y psicoemocional, los hidrolatos se usan en una cura por un período de 40 días.

Puedes usar los hidrolatos de varias maneras a elegir:

1. En agua aromatizada: Bebe durante todo el día. 1 cucharada sopera de hidrolato o una mezcla de hidrolatos en 1 litro de agua.

2. En tisana: Para beber 3 veces al día. 1 cucharada de café con el hidrolato o la mezcla de hidrolatos elegida en una taza de agua caliente.

3. Como un nebulizador de ambiente: Añade el hidrolato a tu nebulizador en lugar de agua o rocíalo con una bomba de aspersión.

4. Baño aromático: Añade directamente al agua del baño (4 cucharadas) para un momento de relajación y alivio.

5. En friegas: Rocía el hidrolato sobre el plexo solar e inhala profundamente.

Los Aceites Esenciales Dinamizantes

●  Pomelo (Citrus paradisii) - Cáscara

El aceite esencial de pomelo posee un olor agridulce. Este aceite energizante ejerce una acción tonificante sobre el sistema nervioso. Calmante en caso de estrés, es rico en terpenos; estos compuestos estimulan la fuerza, el coraje y la confianza.

Ten la precaución de no usar puro sobre la piel sensible, a riesgo de causar irritación.

●  Pachuli (Pogostemon cablin) - Hojas

Este aceite esencial místico posee un aroma que amamos u odiamos. A nadie deja indiferente, lo que es de esperar, ya que tiene la virtud de resaltar nuestra personalidad.

Proporciona coraje, especialmente en pequeñas dosis, estimula nuestra fuerza física y psíquica en caso de agotamiento nervioso, estrés o agitación.

Al promover nuestra capacidad de “dejar ir”, también despierta nuestros sentidos y nuestra sensualidad.

¿Cómo usar los Aceites Esenciales para nuestro Bienestar?

Aplicación cutánea y fricción: 1 gota de aceite esencial + 5 gotas de aceite vegetal. Masaje en los puntos de energía (plantas de los pies, plexo solar, muñecas...)

Difusión atmosfética: Vierte los aceites esenciales en un difusor. Difundir durante 10 minutos 3 veces al día. También puedes verter unas gotas de aceites esenciales en un pañuelo e inhalar profundamente de 2 a 3 veces seguidas.

Nebulización: Vierte unas gotas de aceites esenciales en el agua del nebulizador durante varias horas al día.

Baño aromático: Mezcla 15 gotas de aceite o aceites esenciales con 2 ml de Solubol. Vierte la mezcla en el agua del baño. También puedes verter unas gotas de aceites esenciales en sal marina o sales de Epsom antes de añadir el agua caliente a la bañera.

Paso 3. Desintoxicar la Piel

Con la primavera pueden aparecer algunas espinillas e impurezas en nuestra piel. Es el signo externo de un desequilibrio interno, dado que la piel también permite eliminar las toxinas y la grasa acumulada en nuestro organismo.

Es por eso que es importante combinar un cuidado de la piel con una cura completa de "desintoxicación" del organismo.

Es bastante frecuente observar un aumento de las imperfecciones y la piel grasa durante los primeros días de tratamiento. Es el organismo que evacua. Estos efectos desaparecerán a medida que avance el tratamiento.

La piel es particularmente vulnerable a los cambios estacionales: sensibilidad y falta de luminosidad y vitalidad. Te indicamos a continuación algunos pasos clave para realizar tu "muda de primavera” con la máxima suavidad:

Hábitos “Detox” para el Cuidado de la Piel

SAUNA FACIAL

Consiste en la aplicación de vapor de agua sobre el rostro para dilatar los poros de la piel y facilitar la eliminación de toxinas.

Es posible realizar un baño de vapor en casa, para ello, vierte agua hirviendo en un recipiente, añade 5 gotas de aceite esencial. Deja actuar unos instantes al aire libre y a continuación inclina la cabeza sobre el recipiente (no demasiado cerca para que no te queme), cierra los ojos y cúbrete con una toalla durante 10 minutos.

La sauna facial se usa como máximo una vez a la semana. Para mayor efectividad, la sauna facial puede estar seguida de una mascarilla de arcilla.

MASCARILLA CON ARCILLA

La capacidad adsorbente de la arcilla permite la eliminación de impurezas de la piel.

La más adsorbente es la arcilla verde de montmorillonita. Esta arcilla, muy potente, puede ser reemplazada por otras arcillas adaptadas a cada tipo de piel.

Mezcla la arcilla con agua o una infusión de la planta y aplica una capa gruesa sobre la piel.

Déjala actuar durante 10-15 minutos, sin dejar que la arcilla se seque, a continuación enjuaga con abundante agua templada.

SERUM

Para lograr un tratamiento regenerador y nutritivo, puedes completar tu ritual de belleza con un suero.

Simplemente puedes reemplazar tu crema habitual o aplicarte el serum antes de ésta.

Aplica unas gotas de suero sobre la piel seca tras la limpieza o después de rociar un hidrolato. A continuación masajea suavemente para promover su penetración.

LIMPIEZA DIARIA

Para el rostro, limpia tu piel a diario con un jabón suave o una base neutra de jabón. Evita los exfoliantes faciales en esta época del año, cuando la piel es particularmente frágil.

Para el cuidado del cuerpo, no dudes en realizar una exfoliación una vez a la semana con un exfoliante suave.

Exfoliantes suaves: Pulpa de Coco en polvo, Semillas de Fresa y polvo de Rosa Mosqueta.

A cada Piel sus Activos “Detox”

●  Piel Mixta y Grasa

Las pieles mixtas y grasas tienen tendencia a las imperfecciones y el exceso de sebo. Por lo tanto, debemos centrarnos en hidrolatos y aceites esenciales purificantes y equilibrantes. Elegiremos aceites vegetales penetrantes y estables frente a la oxidación, para evitar la formación de manchas negras y la sobreproducción de sebo.

>> Aceites vegetales: jojoba, avellana, macadamia, sésamo.
>> Aceites esenciales: Romero verbenona, Limón (cuidado con la exposición solar), Lavanda, Árbol del té y Petitgrain.
>> Hidrolatos: Romero verbenona, Árbol del té y Hamamelis.
>> Arcilla: illita verde o montmorillonita

●  Piel Seca

Las pieles secas precisan aceites suficientemente nutritivos para compensar la falta de sebo. La piel seca a menudo es fina y con tendencia a estar tirante durante el día, enrojece fácilmente con las bajas temperaturas. Es frágil y tiende a envejecer prematuramente. Es necesario estimularla suavemente.

>> Aceites vegetales: Argán, Aguacate, Camelia, Borraja, Onagra.
>> Aceites Esenciales: bayas de Lináloe, Zanahoria, Mirra, Incienso, Nerolí (azahar).
>> Hidrolatos: flor de Naranja, Rosa de Damasco.
>> Arcillas: blanca o rosa.

●  Piel Madura

Las pieles maduras carecen de tono y presentan líneas finas y arrugas. Deben ser nutridas (porque a menudo están secas), tonificadas y reparadas.

>> Aceites vegetales: Argán, Borraja, Onagra, Rosa Mosqueta, Higo chumbo.
>> Aceites esenciales: Bayas de Lináloe, Jara, Incienso, Rosa damascena, Ylang-ylang.
>> Hidrolatos: Incienso, Jara, Rosa damascena, Rosa de mayo, Sándalo.
>> Arcillas: blanca o roja.

●  Piel Sensible y con tendencia al enrojecimiento

La piel sensible enrojece fácilmente, especialmente durante los cambios de temperatura. Es fina, generalmente seca y pueden apreciarse pequeños vasos.

>> Aceites vegetales: Calófilo inófilo (diluido), Cártamo, macerado oleoso de Caléndula, extracto de Granada al CO2.
>> Aceites esenciales: Helicriso, Jara, Manzanilla alemana y romana.
>> Hidrolatos: Helicriso, Jara, Manzanilla alemana y romana.
>> Arcillas: Roja.

PARTE I >>

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnergíaInterior

Cosmética Natural al Cuidado de la Piel

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal