Menu

ARTÍCULOS

salud natural

Colesterol e Hipertensión con Aceites Esenciales

AromasQueCuran - Colesterol e Hipertensión con Aceites Esenciales

En las sociedades modernas las patologías cardiovasculares son la principal causa de muerte, las enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares están a la cabeza. Pero, ¿cuáles son las verdaderas causas? ¿Qué hay de los medicamentos para reducir el colesterol y controlar la presión arterial? ¿Qué perspectivas y soluciones nos ofrecen los aceites esenciales en este campo?

 

"Come 5 frutas y verduras al día", "Practica una actividad física con regularidad",
"No comas mucha grasa, ni demasiada sal, ni demasiado duce"...

La medicina actual sabe cómo salvar una vida reparando el corazón tras sufrir un infarto de miocardio, pero no sabe cómo prevenir la aparición de patologías cardiovasculares, es decir, angina de pecho, accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, arritmias cardíacas, arteritis... La prevención y la información parecen, de manera evidente, insuficientes y son responsabilidad del médico y el farmacéutico local. Algunos datos sobre el tema pueden ayudar a comprender el interés del enfoque preventivo y tomar medidas que garanticen un envejecimiento armonioso del sistema cardiovascular.

Colesterol: buenas grasas y malas grasas

El colesterol es un lípido del organismo sintetizado por el hígado, pero también está presente en los alimentos (huevos, vísceras, cerebro, hígado, embutidos, mariscos, foie gras...). Es el componente fundamental de la membrana celular, por lo que participa en la fluidez de la membrana y la comunicación entre las células.

También es el precursor de las hormonas esteroides/sexuales y se utiliza para la síntesis de la vitamina D (fundamental en múltiples niveles: inmunidad, concentración, memoria, equilibrio cardiovascular, nivel inflamatorio general del cuerpo y prevención contra el cáncer). Las personas con problemas de anorexia que presentan deficiencia de colesterol, sufren graves consecuencias: colapso de las hormonas sexuales, descalcificación ósea, depresión...

Un índice elevado de colesterol siempre ha sido acusado por la medicina convencional de ser el responsable de todos los desequilibrios cardiovasculares. Pero a día de hoy sigue sin estar claro, y como explican algunos científicos, los medicamentos para reducir el colesterol (estatinas, por ejemplo), representan la clase terapéutica más vendida en farmacia (entorno al 18%) y también la principal causa de la mortalidad en cualquier sociedad de consumo excesivo. Estos medicamentos tienen una eficacia innegable en la reducción de los niveles de colesterol malo, pero ningún estudio clínico ha podido evaluar sus beneficios a largo plazo para la salud, incluida la patología cardiovascular.

Reducir por todos los medios la tasa de colesterol malo mediante drogas alopáticas, no parece ser suficiente para esperar vivir más y con mejor salud. ¿Hay otros factores de riesgo ocultos? Parece lógico tener una visión más amplia y especialmente más preventiva del desequilibrio. El factor tiempo/envejecimiento es la principal preocupación en Naturopatía.

Un corazón y vasos en buen estado de salud

La sangre irriga todas las células del cuerpo y aporta vida a través de nutrientes y oxígeno, pero también es responsable de eliminar las toxinas químicas y gaseosas. Está claro que, para vivir más tiempo con buena salud, debe prestarse especial atención a la salud cardiovascular. La buena salud del corazón y los vasos sanguíneos ciertamente depende de la calidad de la sangre circulante (textura, composición, fluidez), pero también de la integridad de las paredes de los vasos, la actividad física regular que mantiene el músculo cardíaco y el trabajo del corazón y del metabolismo, llevado a cabo por el organismo y especialmente por el hígado, los riñones y el páncreas.

Con el tiempo, las funciones metabólicas se ralentizan y si el estilo de vida (estrés, deporte, dieta…) no es óptimo, los parámetros cardiovasculares pueden deteriorarse. El estrés oxidativo es un factor obvio en el deterioro de la circulación.

El aspecto preventivo y una buena alimentación tratan de controlarlo, y la aromaterapia respalda el funcionamiento fisiológico del corazón, los vasos y los órganos vitales, como el hígado, el segundo órgano clave (después del corazón) para el sistema circulatorio.

Se recomienda una dieta rica en vitaminas y minerales (con predominio de verduras crudas y cocidas, raíces, tallos, hojas) en cada comida; equilibrada en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 (pescados, aceites de lino y colza vírgenes y BIO); rica en cereales integrales (arroz, trigo, quinoa) y, en la medida de lo posible, libre de grasas saturadas (grasas animales, grasas cocinadas, productos lácteos), y de azúcares simples (pasteles, mermeladas, miel, granos refinados como el pan, pasta o arroz blanco).

Las frutas son un aporte de azúcares de rápida asimilación, su consumo no es favorable en grandes cantidades diarias.

Desde un punto de vista metabólico, los aceites esenciales que favorecen la salud hepática, renal y metabólica, se emplean en curas de tres semanas cada dos o tres meses a partir de los 50 años, o en caso de fragilidad particular (hipercolesterolemia o presión arterial alta), un uso más sistemático (20 días al mes todos los meses, por ejemplo), es una excelente arma preventiva contra el envejecimiento cardiovascular.

Las Esencias Benévolas

La prevención de la hipertensión arterial, la diabetes y la hipercolesterolemia, están previstas con sinergias aromáticas completas. Éstas contienen aceites esenciales con tropismo hepático y renal, así como otros con propiedades lipolíticas (que reequilibran los niveles de grasa circulante). Sus efectos no se pueden comparar con las drogas sintéticas alopáticas, pero en la tarea de prevención, estas armas siguen siendo muy satisfactorias.

El aceite esencial de Levístico o Apio de Monte (Levisticum officinale), por ejemplo, es esencial en un tratamiento. Drenante cutáneo, articular y especialmente hepático y renal, es una verdadera cura para limpiar en profundidad los dos filtros vitales del organismo: el hígado y el riñón. Participa en el reequilibrio de los niveles de lípidos circulantes, apoya el funcionamiento del páncreas y es hipotensor (en caso de presión arterial alta). Este aceite esencial se emplea en sinergia con los aceites esenciales de Romero-Quimiotipo Verbenona (Rosmarinus officinalis QT Verbenona) y Helicriso o Siempreviva olorosa (Helichrysum italicum). Estos dos últimos vienen a añadir una potente dimensión hepatoreguladora y regenerativa.

Como todos los romeros, el quimiotipo verbenona es un gran regulador hepático, colagogo, colerético y también endocrino y neurotónico. Su acción es global sobre las hormonas y el sistema nervioso. Está indicado en depresiones leves para restaurar el tono y el equilibrio nervioso. Este amplio rango de acción es una garantía de eficacia en la función circulatoria, estrechamente relacionada con el equilibrio nervioso y químico.

El aceite esencial de Helicriso ejerce un gran impacto vascular, ya que fluidifica la sangre y reduce el colesterol.

Esta sinergia de Levístico + Romero (verbenona) + Helicriso, es un trío “de choque” para mantener la juventud vascular. Y se ha observado que cuando la naturaleza otorga propiedades hipocolesterolemiantes a ciertos aceites esenciales, siempre son beneficiosos para las funciones hepáticas y renales, lo que facilita la circulación y la eliminación de toxinas.

Los fármacos hipolipemiantes, como las estatinas, favorecen la lisis de las células hepáticas, así como la diabetes, el dolor muscular e incluso los calambres en los atletas; este cuadro de efectos secundarios, es sólo un reflejo de un ralentizamiento circulatorio y metabólico.

Hipertensión provocada por el Estrés: calmar con Ylang-ylang

En algunas personas la presión arterial es sensible a los efectos del estrés. En estos casos los aceites esenciales con tropismo hepático no son necesariamente los más efectivos. Reequilibrar el sistema nervioso, calmar los latidos del corazón y controlar el estrés, ayudará a reducir la presión arterial. Y para ello, se recomienda especialmente el aceite esencial de Ylang Ylang (Cananga odorata).

Sus propiedades hipotensoras, sedantes cardíacas y descontracturantes del plexo cardio-respiratorio, actuarán favorablemente para controlar el estrés, la opresión y la tensión nerviosa. Diluido en aceite vegetal de Albaricoque al 30%, se aplica en la cara interna de las muñecas y se realizan respiraciones profundas al menos 6 veces al día. Vierte unas gotas sobre el plexo cardíaco y coloca 6 gotas en la boca, 4 veces al día. Aplica este tratamiento 5 días de 7, combinando todas estas vías de administración.

Sinergia preventiva y curativa "Balance cardiovascular"

Este tratamiento con aceites esenciales se recomienda como complemento a los medicamentos alopáticos.

Propiedades: drenaje hepatorrenal, hipocolesterolémico, regenerador hepático.

Indicaciones: desintoxicación del organismo, insuficiencia hepática y / o renal, digestión difícil, hiperlipidemia, hipertensión hereditaria.

●  Aceite esencial de Levístico: 3 ml (105 gotas)
●  Aceite esencial de Helicriso: 3 ml (105 gotas)
●  Aceite esencial de Romero (quimiotipo Verbenona): 4 ml (140 gotas)

Preparación: En una botella de cristal tintado ámbar o azul de 10 ml con cuentagotas, mezcla los aceites esenciales. Cerrar y agitar.

Empleo: Como acompañamiento de medidas dietéticas adaptadas.

Preventivo: en una cura de 3 semanas. Toma 2 gotas de la mezcla por la mañana y por la noche en una cucharadita de aceite vegetal de linaza, si es posible fuera de las comidas. Repite cada dos o tres meses a partir de los 50 años.

Curativo: en curas largas. 20 días al mes, toma 3 gotas 2 veces al día, en una cucharadita de aceite vegetal de linaza, si es posible fuera de las comidas.

Contraindicaciones: Antecedentes de cáncer hormonodependiente (presencia de romero verbenona), tratamientos anticoagulantes (presencia de helicriso), mujeres embarazadas, lactantes y niños menores de 6 años.

En caso de extracción de la vesícula biliar no se aconseja estimular la función hepática, por lo que este tratamiento aromático no está recomendado.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

AromasQueCuran - Tienda

Cursos Aromaterapia/Cosmética Natural

EnergíaInterior

Cosmética Natural al Cuidado de la Piel

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal