Menu

ARTÍCULOS

belleza natural

A la Vuelta del Verano: Prolonga la Luminosidad de la Piel

AromasQueCuran - A la Vuelta del Verano: Prolonga la Luminosidad de la Piel

La piel se ve sometida a duras pruebas durante el verano. Rayos ultravioleta, sal, cloro... se deshidrata, también pierde sus lípidos, que constituyen la película hidrolipídica y protectora. El bonito color de pan de especias, tan deseado, tiende a perderse muy rápido y deja la epidermis en mal estado…

¿Existe alguna forma de prolongar el cutis bronceado para conservar la belleza del tejido cutáneo, o incluso para reparar el daño provocado por las agresiones que experimenta durante la estación estival?

Incluso si la temporada de verano se percibe como la temporada del descanso, las vacaciones, la plenitud de la energía antes del comienzo de la temporada, es importante calmar la piel (leer el artículo "Dominar el Fuego del Verano con Aceites Esenciales") y apoyar al organismo, desde el final del verano (a fin de prevenir), con rutinas adaptadas. De hecho, en cada temporada, el cuerpo precisa de un estímulo energético y fisiológico para frenar los daños del clima, apoyar la fragilidad de la condición física y prevenir las enfermedades.

El Verano: la Energía del Fuego puede Agredir

La piel es un órgano en sí mismo que representa más de 2 metros cuadrados de superficie. Ricamente inervado y vascularizado, es una puerta de salida de las toxinas, la segunda respiración, regula la temperatura corporal y además nos permite sentir nuestro entorno. También es un vínculo social, su aspecto condiciona directamente la imagen de uno mismo. La piel es el reflejo de un buen estado de salud general (de la misma forma que lo es el cabello), y está muy relacionada con el equilibrio energético y psíquico del organismo.

El fuego del sol es realmente necesario para la salud. A través de las células de la epidermis, el cuerpo sintetiza la famosa vitamina D, implicada en la calcificación de los huesos, el equilibrio inmunológico, cardiovascular e incluso psíquico. Si bien es importante “domar” el fuego del sol, también es necesario cuidar la piel durante toda la temporada estival.

La quemadura solar es la marca de una agresión extrema de las células epidérmicas en su material genético, es imperativo evitarlas, dosificando las duraciones de exposición, a fin de preservar el capital solar. Esto último es importante porque es la garantía de la prevención del melanoma y también del envejecimiento prematuro de la piel. Poder exponerse al sol cada verano es necesario para gozar de buena salud. Si se agota el capital solar, la piel ya no se broncea, las manchas aparecen en gran número, el riesgo de distensión de los tejidos y la cancerización es alto, porque las células ya no pueden protegerse de los rayos UV. Por esta razón, las quemaduras solares antes de los 2 años de edad deben ser evitadas a toda costa, ya que dañan en gran medida este capital solar.

Después del verano, el bronceado no es más que la cicatriz de la agresión de los rayos UV. Si bien esta cicatriz resulta embellecedora y garantiza una recarga de vitamina D, también significa que las células epidérmicas han sido dañadas y necesitan ser regeneradas.

Reparar la Superficie

La epidermis está protegida por la película hidrolipídica, que como su nombre indica, consiste en agua y lípidos. Al final del verano, relipidar y rehidratar las células con activos naturales bien asimilados y tolerados por el tejido cutáneo, permite prolongar la luminosidad del cutis y embellecer la textura de la piel.

Para reconstituir los lípidos, los aceites vegetales son imprescindibles. Son las principales fuentes de ácidos grasos esenciales, componentes de las membranas. El aceite vegetal de Rosa mosqueta, indicado para todo tipo de pieles, es uno de los más ricos en ácidos grasos omega 3. El aceite vegetal de Argán es el aceite antioxidante por excelencia… las manos de las mujeres marroquíes, que trabajan la nuez de argán, son la prueba evidente. Sin manchas, su piel se mantiene fina y lisa incluso en aquéllas de edad avanzada.

El aceite vegetal de Frambuesa, aporta un brillo saludable y participa en la reparación celular, se recomienda especialmente después del verano. Una cura por vía oral de omega 3 también es muy recomendable.

Para rehidratar la piel, aunque la vía interna parezca esencial con un aporte hídrico adaptado, el gel de Aloe Vera es también un excelente vector de hidratación y frescura aplicado directamente sobre la piel.

En cuanto a los aceites esenciales, desprovistos de ácidos grasos esenciales y vitaminas, no funcionan al mismo nivel sobre el tejido cutáneo. Trabajan en favor de la coherencia tisular, la regeneración celular, la lucha contra la inflamación, la oxidación, el trastorno inmunológico e incluso la alteración cromosómica. Algunos activos aromáticos, en particular los aceites esenciales de Geranio de Egipto y de Zanahoria, tienen propiedades de regeneración de la epidermis y de reparación celular. La zanahoria es más conocida por su raíz o su macerado lipídico que por su aceite esencial, pero sus semillas, proporcionan un concentrado aromático de los más regeneradores del hígado y la piel, pasando por los riñones. Restaura las células cutáneas dañadas, suaviza las manchas de hiperpigmentación y revitaliza la capa basal de la epidermis. Restaura la piel incluso después de las quemaduras más graves o quemaduras solares. Es un auténtico elixir de la belleza y la salud de la piel; una necesidad después del verano. Atención, este aceite es fotosensibilizante. La naturaleza es lógica: si el aceite esencial de Zanahoria repara los efectos nocivos del sol, es lógico que sea totalmente incompatible con los rayos ultravioleta.

El aceite esencial de Geranio de Egipto completa muy bien estos efectos gracias a sus propiedades astringentes y tonificantes. En cuanto a la presencia del aceite esencial de Romero quimiotipo  verbenona en el gel reparador y embellecedor que se propone más abajo, éste asegura con el paso de los días un peeling suave de la superficie de la epidermis. De este modo, permite que la piel engrosada por la exposición a los rayos UV se refine, al mismo tiempo que purifica y reequilibra el trabajo de las glándulas sebáceas, lo que elimina cualquier riesgo de aparición de granos, fenómeno frecuente tras la exposición al sol.

Revitalizar en Profundidad

Si la belleza viene del interior, es obvio que no podemos contentarnos con un «tratamiento de superficie» si esperamos devolver a la piel todas esas cualidades primarias que la medicina tradicional china describe tan bien en el principio energético del metal: la luminosidad, la frescura y la pureza. Los aceites esenciales ayudan a recuperarlos cuando las estaciones los alteran. La pureza de la piel es necesaria para su luminosidad y frescura.

Ciertos aceites esenciales destacan en el trabajo de purificación del "emuntorio piel". Eliminan las toxinas, aclaran el cutis y regulan el estado de las glándulas sebáceas y de la película hidrolipídica. La piel recupera su luminosidad y frescura. Para ello, un aceite esencial es fundamental: de nuevo, el aceite esencial de Zanahoria, administrado por vía interna. Gran regenerador hepatorrenal, participa en la desintoxicación del hígado y del riñón, pero también, y sobre todo, de la piel. Regenera los epitelios cutáneos y previene las patologías degenerativas relacionadas con el envejecimiento. Es interesante combinarlo en sinergia con el aceite esencial de Levístico, para drenar los metales pesados, y también el aceite esencial de Romero QT verbenona, uno de los más bellos aceites, orientado a regular y rearmonizar sobre un registro endocrino, inmunitario, hepático y renal.

Los aceites esenciales de Menta piperita y Estragón, grandes estimulantes digestivos, proporcionan apoyo a todo el árbol de la digestión y calman los espasmos eventuales o micro-inflamaciones de las mucosas estomacales o intestinales. Esta sinergia drenante es muy recomendable en otoño, pero también en cualquier otro momento (evitar el pleno verano o el pleno invierno) para pieles con tendencia a la inflamación que presentan problemas de acné y piel grasa, eczema, psoriasis, caspa o incluso aftas.

La Cáscara «Bonne Mine» (efecto buena cara)

El aceite esencial de Limón es el más utilizado por vía sublingual para drenar y apoyar al hígado o para fortalecer la inmunidad. También puede ser utilizado en difusión atmosférica en sinergia con el aceite esencial de Ravintsara (Cinnamomum camphora 1,8-cineol) y/o la Lavanda (Lavandula angustifolia) y/o el Geranio de Egipto (Pelargonium asperum) para limpiar y desodorizar espacios cerrados. Sobre la piel, las propiedades irritantes y los riesgos fototóxicos del a.e. de Limón, son obstáculos obvios para un uso simple y seguro.

Sin embargo, bien diluido en un soporte adecuado, después de haber realizado la prueba de alergia en el pliegue del codo y evitando la exposición a los rayos ultravioleta, esta esencia de cítricos presenta activos “de primera línea” para la belleza actual e incluso futura. Su lado picante aporta luminosidad y propiedades tonificantes y estimulantes a la piel, así como un inmediato resplandor al rostro. Asimismo, como todas las esencias cítricas, tiene propiedades anti-elastásicas, que proporcionan un efecto antienvejecimiento al prevenir la flacidez de los tejidos.

Añadir una gota a la crema de día, o diluir al 3% (10 gotas en un frasco de 10 ml) en aceite vegetal de Argán o Rosa Mosqueta, y aplicar todas las mañanas en el rostro y el cuello (los días en los que no existe riesgo de exposición al sol)… ¡Efecto de brillo saludable garantizado!

RECORDATORIO: REALIZA SIEMPRE LA PRUEBA DE ALERGIA, especialmente en las pieles sensibles y de forma sistemática en los niños, se recomienda antes de la aplicación del aceite esencial para probar su potencial alergénico. Para ello, aplica 1 gota del aceite esencial en el pliegue del codo, espera 20 minutos y observa si se produce enrojecimiento o picor. Si éste es el caso -la piel reacciona rápidamente y en un registro alérgico-, no continúes usando el aceite esencial en cuestión. Si no ocurre nada, se recomienda repetir la prueba una segunda vez en cuestión de horas. Un fenómeno alérgico en raras ocasiones sucede en un primer contacto, sino más bien en contactos posteriores.

Sinergias Recomendadas

>> PARA USO LOCAL: SINERGIA «GEL REPARADOR EMBELLECEDOR»

Propiedades: exfoliante, desintoxicante, astringente, regenerador y purificante de la epidermis, regulador pigmentario.

Indicaciones: pieles mixtas, grasas o gruesas, pieles opacas y/o engrosadas por el bronceado, manchas de hiperpigmentación.

●  Aceite esencial de Rosmarinus officinalis QT verbenona: 2 g
●  Aceite esencial de Daucus carotta: 1 g
●  Aceite esencial de Pelargonium asperum: 1 g
●  Macerado oleoso de Zanahoria: 2 g
●  Gel de Aloe Vera: 44 g

Preparación: en una balanza coloca el mortero y aplica la tara, pesa sucesivamente todos los aceites esenciales y aceites vegetales, mezcla para homogeneizar, añade el gel hasta completar 50 gr. Remueve con la mano del mortero hasta que la mezcla esté completamente homogénea.

Empleo: usar mañana y noche sobre la piel limpia, como una crema de día o de noche, en un tratamiento de hasta 2 meses si es necesario.

Precauciones de uso: no exponerse al sol en las 6 horas posteriores a la aplicación.

 

>> PARA USO SUBLINGUAL: SINERGIA «CUTIS LUMINOSO»

Propiedades: drenantes y desintoxicantes de la piel y otros emuntorios (hígado, riñones, pulmones, intestinos), estimulantes digestivas.

Indicaciones: drenaje estacional de los órganos emuntorios y más concretamente de la piel, acné, eczema, psoriasis, pieles opacas, deshidratadas y quemadas, pieles grasas y asfixiadas.

●  A.E. de Rosmarinus officinalis QT verbenona: 2 ml (70 gotas)
●  A.E. de Daucus carotta: 3 ml (105 gotas)
●  A.E. de Levisticum officinalis: 1 ml (35 gotas)
●  A.E. de Artemisia dracunculus: 2 ml
●  A.E. de Mentha x piperita: 2 ml

Preparación: en una botella de vidrio tintado de 10 ml provisto con cuentagotas, mezcla los aceites esenciales en las cantidades indicadas, cierra la botella y agita.

Empleo: 3 gotas en una cucharita con un poco de aceite vegetal de lino, mañana y noche, durante 3 semanas.

Contraindicaciones: prohibido en personas con antecedentes de cáncer hormono-dependiente (Romero QT verbenona), mujeres embarazadas y lactantes.

Esencias Florales

Las Flores de Bach

Hidrolaterapia

Tratamiento con Hidrolatos

Artículos

Salud Natural

Páginas Recomendadas

EnergíaInterior

Cosmética Natural al Cuidado de la Piel

LiberaTuSer

Autoayuda y Crecimiento Personal